lunes, enero 30, 2006

Mitología católica.

Emule trajo a mi casa la serie de Mazinger Z. Tras ella, las de Erase una vez... de historia (regalada desde Madríz) y del cuerpo humano. Van bajándose Fraguel Rock, Vickie el Vikingo, Willy Fog, Bola de Drac (ésta es una afición mía), y otras.

Entre ellas, la magnífica Storyteller de Jim Henson. Tengo bajados ya los trece capítulos: la primera parte (9), sobre cuentos populares, y la segunda(4), sobre mitos griegos.
Mis críos sienten una especial atracción por el Minotauro; aunque la que vimos el viernes todos juntos iba sobre Perseo y la Gorgona (y fue la última, ya que nos hemos pulido las trece, algunas varias veces).

En ese episodio salía el titán Atlas, a quien Perseo le hace el favor de dejarle mirar a Medusa, convirtiéndole en montaña para no sufrir el peso del cielo. Mi hijo mayor, Juanma, se mostró muy interesado y me preguntó si había más leyendas y mitos.

***

Tras esta introducción, entenderéis que me pasé media tarde del viernes hablando de mitología griega con mi hijo mayor, escudriñando en la wikipedia para consultar sus (nuestras) dudas.



Así, entre otras cosas, me enteré de que en Roma, los 17 de diciembre se celebraba la Saturnalia, en honor al dios Saturno. Se celebraba esa fecha por la cercanía con el solsticio de invierno y tal. Pero es que Saturno es el equivalente del dios griego Cronos, que tenía por hobby devorar a sus hijos (el único crío que se salvó fue Zeus, que luego montó la guerra de Titanes contra Olímpicos, la misma que comentaba Imperator en los comments).

El caso es que el 17 de diciembre, festividad del dios que se comía a sus hijos, es... mi cumpleaños. Esperemos que sea casualidad y no sea una señal del destino o alguna charlatanería de esas. Juas.

(Inciso: si alguien sabe de algún libro interesante sobre mitología griega para disfrutar con mi hijo de ella, que recomiende, que cuando hago caso a las recomendaciones suelo salir contento de ello).

***

Juanma escuchaba, leía y quería saber más de todos esos mitos y leyendas.
Me preguntó si eran reales, si existían en nuestro mundo o sólo en el mundo de fantasía.

Yo le expliqué que todo eso existe sólo en fantasía, que no hay un Olimpo en el cielo mirando qué hacemos los humanos. En nuestras vidas, debemos arreglárnoslas por nuestra cuenta, sin esperar que aparezca Zeus, Hércules o todos los Argonautas a sacarnos las castañas del fuego.

Comparé a la mitología griega con los dogmas y tesis del catolicismo. Ya que ninguno puede probarse ni demostrar que sucedió en la realidad (salvo que hubo un tipo que se llamaba Jesús, así como existe Troya pero no Ulises y su Odisea).
Le conté un ejemplo: si se cortaba (como cuando se hizo un corte en la barbilla y le pusieron cuatro puntos), era mejor ir al médico y curarse el corte, en vez de rezar a ningún Cristo, Zeus o Alá para que "mágicamente" te curaran.

Cuando el niño estaba un poco perdido, o eso creía yo, le pregunté si me entendía. Respondió que sí, y le pedí que me diera un ejemplo. Me dijo que "por ejemplo, es real que Jesús vivió, pero eso de que resucitara es una leyenda de la mitología católica, como el minotauro es una leyenda de la mitología griega".

***

Después, os cuento otras dos anécdotas de mi hijo mayor. Que tiene seis añitos, y ciento diez centímetros (más o menos).

3 comentarios:

Migue dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Migue dijo...

Me parece fantastico como se lo has explicado todo. Tomare tu ejemplo si un dia tengo que explicarle asuntos teologicos a mis descendientes hihihi
En cuanto a lo del libro... no conozco ninguno especialmente bueno o sencillo sobre mitologia griega o romana para que puedas compartir con tu hijo. Pero hay un libro (que tengo y conservo con extremo carinio) que se llama Hadas (Alan Lee y Brian Froud) que habla de otros mitos y leyendas (sobre todo celticos). Es una autentica joya y todos los relatos estan investigados en sus orígenes e ilustrados con una sensibilidad difícil de superar. Espero que te sirva de algo. Un saludo desde la fria Escocia.

Migue dijo...

Je!! Me he dado cuenta de que quizas este comentario mio llego un poco tarde... hihihihihi XD